Inflación tendencial reduce margen de acción

En noviembre el dato de inflación registró un incremento mensual de 0,2%. Esto implicó que la inflación interanual se ubique en 8,5%, resultado levemente inferior al mes pasado. Cabe señalar que noviembre suele ser un mes de inflación baja por factores estacionales aunque el registro del mes pasado fue menor a lo esperado. Si bien esto aleja las posibilidades que la inflación se acerque a 9% hacia fin de año, no disipa los riesgos asociados a una inflación desviada por encima del rango meta establecido por las autoridades. En este sentido, las previsiones para diciembre apuntan a una inflación interanual en torno a 8,5%, confirmando que lograr controlar el proceso inflacionario continúa siendo el principal desafío macroeconómico.

Esto se confirma si se observa el componente tendencial. En esta línea, la inflación tendencial de noviembre fue de 0,37%, manteniendo el registro interanual en 9,1%. Estos niveles son preocupantes, máxime si se entiende que este componente agrupa al núcleo duro de precios, caracterizado por una mayor estabilidad y por tanto constituye una señal subyacente de la inflación de mediano plazo, depurada de comportamientos volátiles. En este sentido, los registros tendenciales actuales y su persistencia en los últimos meses encienden luces rojas en términos de estabilidad de precios, sobre todo dado que se espera que esta dinámica se mantenga en los próximos meses, impulsada por la demanda interna que mantiene su presión sobre los precios domésticos. A esto se le agrega el escenario internacional que implicará un incremento del precio del dólar a nivel global, impactando en algunos rubros que componen la canasta de consumo del IPC.

En otro orden, el pasado 18 de diciembre el presidente de la FED anunció el comienzo del retiro de estímulos monetarios en Estados Unidos, desarmando muy parcialmente las operaciones asociadas al QEIII. Este anuncio, si bien ya era descontado parcialmente por el mercado, constituye un hito importante para delinear el escenario del año entrante. Ante esto, en la última sección de este informe se discuten algunas de las implicancias de estos cambios para Uruguay, al tiempo que se presentan algunos de los nuevos riesgos y desafíos que aparecen en el horizonte.

Ver Informe de Inflación Nº138 – Diciembre 2013

Más vistos

La economía crece 1,1% en términos desestacionalizados durante el segundo trimestre de 2022

Los datos de Cuentas Nacionales divulgados el día de hoy por el Banco Central del Uruguay (BCU) dan cuenta de una expansión de la...

Inflación alcanzaría un máximo anual en setiembre

  En agosto se observó una inflación interanual de 9,5%, manteniéndose estable con respecto al valor de julio (cayó en 0,03 pp.). El valor mensual...

Industria registra primera caída generalizada desde comienzos de 2021

De acuerdo con la información divulgada por el INE el día de hoy, la variación interanual de la industria manufacturera se situó en -1,0%...

Entrevista en UYPress a Silvia Rodríguez: En la Rendición de Cuentas se consolida fuerte caída del gasto público en educación.

"MONTEVIDEO (Uypress) - En una entrevista exclusiva para Uypress, Silvia Rodríguez*, investigadora de CINVE y docente de la Facultad de Ciencias Económicas de la...

Gonzalo Zunino invitado a comentar nueva nota técnica de la OIT: «Un crecimiento débil y crisis global frenan la recuperación del empleo en América...

Presentación tomada de la página web de la ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO: "Lima – Los países de América Latina han registrado una importante recuperación de...

Noticias relacionadas