En el primer trimestre se habría frenado la reactivación y empeoran las perspectivas de crecimiento para 2021.

Durante los últimos meses del año pasado la economía uruguaya registró una marcada desaceleración del crecimiento. El proceso de recuperación de la actividad económica, iniciado en el tercer trimestre de 2020 cuando se observó una expansión del Producto Interno Bruto (PIB) en términos desestacionalizados del 8,9%, se enlenteció en el cuarto trimestre, dejando el nivel del PIB por debajo del previo a la irrupción del Covid-19.

El empeoramiento de la situación sanitaria que se ha venido observando desde el inicio del presente año ha tenido repercusiones sobre la producción en varios sectores de la economía. La agudización de la epidemia ha alterado el funcionamiento de la economía, tanto por el lado de la oferta como de la demanda. En el primer abordaje, han impactado las medidas sanitarias que siguen afectando a un conjunto de actividades (dentro de las más notorias, el turismo por el cierre de fronteras), como también el elevado número de cuarentenas que provocan ausentismo e interrupciones frecuentes de la actividad laboral. Desde el lado de la demanda, la caída de los ingresos reales de los hogares está incidiendo en una retracción del consumo, que se agrava por la disminución de la movilidad (respecto de tiempos normales) y la retracción en ciertos consumos (nuevamente la industria del hospedaje y recreación, pero ahora por disminución “voluntaria” de la demanda interna).

Más allá de las restricciones sanitarias y el ambiente general derivado de la epidemia, los sectores más afectados actualmente continúan enfrentando riesgos significativos en el futuro próximo, especialmente, como consecuencia de la caída de los ingresos reales de los hogares, por el doble efecto de disminución del empleo y descensos de salarios reales.

Los diversos indicadores internos y externos, que aportan información anticipada sobre la trayectoria del nivel general de actividad económica en nuestro país, indican que en el primer trimestre de 2021 el PIB habría registrado una caída del -0,7% en términos desestacionalizados, lo que implica la interrupción del proceso de recuperación que se había registrado en la segunda mitad del año pasado. Recuérdese que el primer trimestre del año se vio particularmente afectado por el cierre de fronteras que impactó de forma directa a los servicios vinculados al turismo receptivo. Por su parte, la información disponible al momento de elaborar este informe sugiere que el segundo trimestre del año presentaría un mínimo crecimiento respecto al trimestre precedente.

Entre otros indicadores, durante el primer trimestre de este año, los datos de movilidad en los lugares de trabajo (google mobility) de febrero y marzo advierten sobre una situación considerablemente peor que la vigente en el mismo periodo del año 2020 (Gráfico 2), aportando evidencia que se alinea con la actual proyección de cinve, para los dos primeros trimestres del presente año.

 

Indicador de Movilidad en Lugares de Trabajo
(Variación % respecto de la mediana del período 03/01/2020-06/02/2020)*
15/feb/2020-9/abr/2021

Fuente : Elaboración propia en base a datos de Google (https://www.google.com/covid19/mobility/).
* Más detalles sobre la metodología de este indicador puede encontrarse en https://www.google.com/covid19/mobility/data_documentation.html?hl=en

 

El avance del programa de vacunación y las perspectivas alentadoras que vienen mostrando algunos rubros de exportación permitirían una recuperación de la actividad económica durante el segundo semestre del corriente año, de acuerdo a nuestras proyecciones.

De todos modos, se observa un deterioro de las proyecciones de crecimiento respecto a las elaboradas por cinve en diciembre del año pasado: el crecimiento del PIB previsto para el año 2021 alcanzaría al 1,9%, lo que supone una reducción próxima a medio punto porcentual respecto de la proyección anterior.

 

PIB desestacionalizado (Índice de Volumen Físico)
Proyecciones año 2021

Fuente: Elaboración propia a partir de datos del BCU hasta el cuarto trimestre de 2020.

 

Por el momento, cinve mantiene las predicciones de crecimiento del 2,2% para el año 2022 (1). No obstante, si la situación sanitaria crítica se prolongara en el tiempo podrían comprometerse las condiciones de crecimiento de la economía a mediano y largo plazo por los efectos sobre el entramado productivo, el deterioro del capital humano, entre otros canales (véase, Zunino, 2021) (2).

__________________
(1) Esta proyección será actualizada una vez que se conozcan, a fines del próximo mes de junio, las cifras de la Contabilidad Nacional elaboradas por el Banco Central del Uruguay (BCU) correspondientes al primer trimestre del corriente año.
(2) http://suma.org.uy/  

 

Acceder al PDF

Más vistos

Inflación cae más de 2 puntos porcentuales en dos meses, conforme a lo esperado

Según la información divulgada hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el mes de abril la inflación mensual se situó en el...

Inflación continuaría descendiendo hasta mayo

La inflación mensual de marzo se ubicó en el 0,62%, un guarismo inferior a nuestra proyección puntual (0,76%) y la mediana de expectativas recabadas...

En el primer trimestre se habría frenado la reactivación y empeoran las perspectivas de crecimiento para 2021.

Durante los últimos meses del año pasado la economía uruguaya registró una marcada desaceleración del crecimiento. El proceso de recuperación de la actividad económica,...

Primeros datos del IVF industrial con la base 2018. La recuperación detenida

El INE publicó el día de hoy los datos de producción industrial correspondientes a una nueva base, que toma el valor 100 en el...

Aportes para la creación de una renta básica en la vejez en Uruguay

    En este trabajo se exponen las bases conceptuales de los esquemas de renta básica de amplia cobertura que asumen la forma de un seguro...

Noticias relacionadas